Enseñamos el corazón: Aquí está nuestra auditoría social 2020

Este nuevo episodio de crisis que ha desencadenado la COVID19 hace que este año sea más importante que nunca que las entidades de la ESS volvamos a enseñar el corazón. El Balance/Auditoría Social de este año no puede mantenerse aislado del contexto que tenemos desde el mes de marzo y las distintas redes de REAS RdR han trabajado conjuntamente para que el Balance/Auditoría Social se convierta en una herramienta en favor de una respuesta conjunta de la ESS a medio y largo plazo.

Por ello, abrieron una nueva segunda fase de recogida de datos, con un bloque de preguntas que permitiese obtener datos del impacto de la crisis del Covid19 sobre el tejido de la ESS y que, a la vez, nos permita visibilizar las practicas de solidaridad y apoyo mutuo con las que actúa la economía solidaria habitualmente pero que creemos que aún son más relevantes en tiempos de crisis

El Balance Social como herramienta a disposición de la respuesta conjunta de la ESS a medio y largo plazo

Cuando habitualmente se menciona qué aporta a las entidades hacer el Balance/Auditoría Social, se habla de 4 tipos de beneficios que el contexto actual los hace aún más importantes: necesitamos que la ESS sea más visible que nunca, comunicar nuestras prácticas, que las Administraciones reconozcan nuestra labor y poder seguir el proceso de autoevaluación y mejora interna.

Ahora bien, este 2020 necesitamos ir más allá. Nos hemos marcado como objetivo principal que el Balance/Auditoría Social sea una herramienta en favor de una respuesta de la ESS y para la ESS al contexto que estamos viviendo. Por una parte, queremos conocer y visibilizar el impacto que está teniendo en las organizaciones de la ESS la crisis desencadenada por la COVID19 para poder diseñar planes y propuestas para el medio y largo plazo .

Por otra parte, estas últimas semanas se está poniendo de relieve que lo público y común, los cuidados, el apoyo mutuo y la resiliencia, sobre todo ecológica, son puntales fundamentales para salir de esta crisis y la que viene. Todos estos valores y prácticas definen la ESS y creemos que es más necesario que nunca visibilizar y enfatizar.

Por todo ello, enfocaron la campaña desde varios ejes:

Del 2019, nos pidieron datos para conocer:

  1. Cuál era la situación al cierre del ejercicio 2019 para poder comparar con la situación de 2020.
  2. Qué prácticas definían la ESS en 2019 y es su evolución comparada con años anteriores. Las prácticas de la ESS ya eran una respuesta a los retos que teníamos antes de la COVID19. Unos retos que esta pandemia está desencadenando, visibilizando y acelerando la necesidad de respuesta.

De 2020 nos pidieron información sobre:

  1. Cuál ha sido el primer impacto durante la fase de estado de alarma y como han respondido las empresas y entidades de la ESS.
  2. Cuál es la situación de las entidades al final del primer semestre de 2020 y la previsión hasta final de año, para poder evaluar el impacto a medio plazo y las medidas necesarias a aplicar.
  3. Cuáles son las medidas que las entidades necesitan para poder hacer frente a la crisis de medio y largo plazo que se está desencadenando.

Nuestra auditoría social:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *